Por qué llora un bebé

Todos los bebés lloran. Aún el más tranquilo. Es su principal manera de comunicarse con nosotros, de decirnos que algo necesitan. Y las necesidades no sólo son de hambre y sueño, también necesitan ser cargados, arrullados y ¡hasta de entretenimiento!

¿Dejar llorar a tu bebé o no? Uno de los consejos más comunes de las personas es que lo dejes llorar, ya que el bebé ”te manipula”, o bien, le sirve para ”hacer pulmón”. Eso no es verdad. Por favor no ignores a tu bebé. Evita en la medida de lo posible que llore y trata de encontrar cual es su necesidad. Si estás ocupada, por ejemplo, en el baño o en la cocina, dejarlo llorar por 5 o 15 minutos no le hará daño, pero por lapsos mayores le provoca taquicardia, forza la presión pulmonar, además de que se sienten totalmente desconsolados. ¿Cómo te sentirías tú si lloraras con tanto sentimiento y las personas a tu alrededor te ignoraran?

Un recién nacido llora por seis razones:

  • Tiene hambre
    • “Le acabo de dar pecho (o biberón) hace apenas media hora”, ¿es posible que tenga hambre otra vez? Sí lo es. Quizás se distrajo con algo o se atragantó y soltó el pecho, o la leche estaba muy aguada y se “empanzonó” de momento solamente. Tan fácil como ofrecerle leche para saber si llora por esta razón
  • Su pañal está sucio
    • Es evidente la solución a este problema, ¿no? Sin embargo quiero agregar un muy buen consejo. He visto a muchas mamás que después de limpiar a sus bebés con las toallitas húmedas, ponen inmediatamente el pañal. ¡Pobres bebés! Con el pañal recién cambiado pero con sensación de humedad. Puedes hacer dos cosas al respecto. Si estás es casa, puedes esperar a que su piel se seque completamente (¡un bebé desnudo es el más feliz del mundo!). El riesgo es que pueden hacer pipí mientras se sienten “libres”. Ahora bien, si no tienes tiempo y/o no estás en casa, puedes utilizar talco (hay unos que según no tapan los poros, lee la etiqueta del producto). Una “polvoreadita” dejará su piel seca en un segundo. No pienses que ésto es no es importante, piensa que cuando tenías “tus días” era terrible la sensación de sentirse húmeda, ¿no? Por cierto, limpialo de manera correcta: para niña, de arriba hacia abajo para evitar embarrar popó en labios y vagina (riesgo de infección), y para niño procura observar que no queden restos en su pene
  • Tiene cólico
    • A veces es difícil tener la certeza de que el bebé tiene cólico. Usualmente el cólico se presenta cuando la lactancia está sujeta a un horario (o sea, lo alimentas cuando tú quieres y no cuando el bebé lo quiere y cuantas veces quiera). Así que antes de correr al pediatra para que te llene de medicamentos, prueba primero darle sobre demanda, y procura también cargar a tu bebé en posición vertical o semi vertical: un rebozo o un canguro (uno seguro y sólo si ya sostiene su cabeza) te puede ayudar a caminar un buen rato con él sin cansarte tanto, aunque desde luego los brazos son lo mejor
    • Masajes en su abdomen. Cascada: de arriba hacia abajo, suavemente. Sol: gira en 180 grados la palma de tu mano (con la base de la mano fija sobre su ombligo) de derecha a izquierda. Y luna: igual que el sol, pero solo 90 grados (o sea, del centro de su abdomen a la derecha) para ayudar a los intestinos a trabajar. Deben ser suaves al grado de que tu bebé los disfrute
  • Necesita consuelo
    • La solución *casi siempre* infalible es darle pecho. Incluso cuando ya haya comido, mamar lo relajará y lo hará dormir. La desventaja de hacer ésto es que necesitas estar tranquila, con todo el tiempo y la paciencia del mundo. Si tu bebé pudiera decidir, estaría todo el día pegado a tí…
    • La mayoría de las mujeres encuentran solución con un buen chupón. Aunque si puedes evitarlo, mejor. Es decir, no hay mejor cosa que estar con él y ofrecerle tu pecho, pero si por ejemplo lo dejas por mucho tiempo con alguien más y llora desconsoladamente, pueden intentar el chupón. Ahora bien, si tu hijo es como el mío que ni de broma acepta el chupón, y quieres consolarlo con algo más que no sea tu pecho porque estás en un lugar/momento incómodo (de mi experiencia: en un autobús sin asiento con bebé en cangurera llorando a mares) y no quieres que se chupe su dedo (según dicen es muy difícil quitarles la costumbre después y que además le arruina su futura dentadura si lo hace muy seguido), entontes puedes ofrecerle el tuyo… Sí, tu dedo. Hazlo de tal manera que la yema de tu dedo apunte a su paladar para que sea lo más suave posible (recuerda que es una imitación de tu pezón). Ésto me salvado muchas veces de alaridos, sobre todo en lugares públicos. También me ha ayudado a la hora de dormirlo. Desventaja: tienes que lavarte las manos a cada rato, llevar contigo un gel sanitizante y traer las uñas muy cortas y sin esmalte
    • Otro remedio *casi* infalible, es cargarlo “apechugadamente” y cantar, cantar, cantar mientras caminas. Yo he notado que si canto alto, mejor funciona esta técnica. Y voy bajando el tono de mi voz al mismo tiempo que él se tranquiliza, hasta que se relaja totalmente o se queda dormido. Desventaja: es difícil hacerlo en público, o por lo menos para mí que no fui dotada de una hermosa voz (mmm, ¡tal vez por eso mi hijo se calla tan rápido!). Otra cosa impresionante con ésta técnica, es que mi hijo, a sus 5 meses, ¡reconocía cual canción era para dormir y cual para jugar!
  • Está incómodo
    • Es difícil saber porqué un bebé recién nacido está incómodo. Una de las razones puede ser que está próximo a hacer popó y ésto le produce dolor o irritación. También pudiera ser porque tiene frío o mucho calor. O bien está simplemente cansado y le es difícil conciliar el sueño. O algo lo asustó. Lo que puedes intentar para tranquilizarlo si es que no hay razón aparente, es cambiarlo de posición, llamar su atención de alguna manera para romper ese ciclo en el que se encuentra (aplaudir, cantar, hablarle o hacer algún ruidito especial) o simplemente intenta darle consuelo
  • Está enfermo
    • Si ninguna acción tuya logra calmarlo, es decir, ya le ofreciste pecho, ya lo cambiaste, ya lo cargaste, ya le cantaste, etc., debes considerar el que pueda estar enfermo. Checa constantemente su temperatura y consulta al pediatra
  • Es de carácter muy fuerte
    • Los estadounidenses han tratado de definir a niños que “nunca están contentos” con el concepto “high need baby” o “fussy baby“. Sin embargo muchas veces se hace con referencia muy negativa. En México, simplemente se diría que es un chillón, consentido, malcríado, infeliz, inquieto, de carácter fuerte (que es la definición que yo prefiero)… Son simplemente bebés con muchas necesidades a cubrir. Ayúdalo pues a cubrirlas. No hay que llevarlo con un psicólogo, no hay que separarlo de mamá (que eso sí que lo afectaría en su confianza y seguridad al largo plazo), no hay que botarlo en la guardería, no hay que tratar de someterlo sino más bien de encausar tanta energía.

Sigue leyendo: Consejos varios para tí y tu bebé. O ve la lista de temas para la nueva mamá.

DI LO QUE PIENSAS, DEJA UN COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s