Valores: Cómo transmitirlos a los hijos

Autor: P. Juan Antonio Torres, L.C.

Lo que nunca hubiéramos querido

En diversas ocasiones me ha sucedido algo semejante. Estaba platicando con un matrimonio de amigos que no había visto desde hace años. Muy contentos y alegres estuvimos intercambiando experiencias. Les pregunté por su hija mayor, Cristina, siempre tan simpática, chistosa y cristalina.

Ante mi pregunta, mis amigos bajaron la mirada y me comentaron con pena que ya estaba embarazada; a sus quince años, todavía sin casarse, ya estaba esperando un bebé… “padre, no sabemos lo que pasó”, dijeron con preocupación. “Le dimos la mejor educación, el mejor colegio, todo nuestro cariño, nunca le faltó nada…”

Situaciones de este tipo se presentan cada vez más a menudo en los hogares donde se cree que les dieron todo. Si no es la hija, es el hijo que ha terminado en drogas o alcoholizado en los antros, o simplemente decide abandonar la casa.

Y entonces nos preguntamos: ¿Qué se hizo mal en el proceso de educación? ¿En qué fallamos? ¿Por qué no nos dimos cuenta?

Situaciones que se multiplican

Los datos son alarmantes. En México cerca de siete millones de jóvenes de la población de entre 12 y 29 años de edad no trabajan ni estudian. Y las cifras van en aumento. De 100 niños que ingresan a la primaria sólo 62 terminan la secundaria y sólo 25 la preparatoria, por lo que únicamente 13 terminan la universidad.

El suicidio en nuestra nación constituye la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 19 y 25 años de edad, con un incremento del 33% en el último año.

La diferencia de valores suele ser uno de los principales detonadores de los conflictos matrimoniales.

Una de las principales causas en el abuso del alcohol por parte de los hijos es la actitud que toman los padres en el trato con ellos y la poca destreza en la transmisión de valores y amor.

Este tipo de situaciones levantan las alarmas de nuestra conciencia y nos preguntamos si podemos hacer algo para cambiar el rumbo.

Cuando no aclaramos lo que queremos, sucede lo que no queremos

Cuando tienen entre sus brazos a un nuevo retoño, todos los papás sueñan con el mejor de los futuros para su hijo. Pero el hecho de no aclarar con precisión ese futuro, les lleva a no poner por obra las acciones correctas.

Y entonces sucede lo que sucede: que ese futuro nunca llega o resulta todo lo contrario a lo que habían soñado.

Para lograr lo que queremos de nuestros hijos, primero hay que aclarar con precisión qué es lo que realmente queremos, y luego tomar las medidas para alcanzarlo.

Una de las raíces del problema en la educación se encuentra precisamente en la carencia de eficacia en la transmisión de los valores.

Los papás constatan que no han recibido capacitación para la profesión más importante que desempeñan: la educación de los hijos.

Un comerciante, como cualquier otro profesionista, sabe que, para hacer crecer el negocio, necesita trazarse una meta y luego seguir un plan concreto para alcanzarla.

Lo mismo debemos hacer para lograr el objetivo más importante de nuestra misión como educadores de los hijos: preguntarnos cómo queremos que nuestro hijo sea en el futuro. Y qué vamos a hacer para lograrlo.

About these ads
Galería | Esta entrada fue publicada en Escritos de otros autores, Relacionado con familia. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Valores: Cómo transmitirlos a los hijos

  1. Carlos López dijo:

    Bueno hermana, ya leí bien el articulo.
    Yo lo comparo como cuando haces un castillo de arena en la playa. Te puedes esforzar lo mas que puedas, y moldear como tu quieras, y ciertamente, al final quedará conforme a tus habilidades, de la forma que tu pensabas y esperabas.
    Ya listo el castillo, ahora se veerá expuesto a múltiples amenazas del exterior: fuertes vientos, olás que lo pueden tumbar, animales, personas, etc.
    ¿que tanto quedará diferente de como lo construiste? depende del exterior, pero en gran medida de en que tan fuerte lo hiciste.

    No es culpa de los padres, aunque habrá que ver a que se refieren ellos cuando dicen “yo le di todo” ” el mejor colegio” “todo el cariño” ” NO LE FALTO NADA”.

    1.- tal vez su “le di todo” fue cumplir todos sus caprichos sin nunca regañarlos.
    2.- o el mejor colegio se refieren a que la enviaron a la escuela “mas fresa”.
    3.- o todo el cariño significó todo el dinero.

    • Sonia Lopezcastro dijo:

      Hermano, quizás soy muy dura conmigo misma como madre, pero es que yo sí creo que depende muchísimo de nosotros los papás el resultado de lo que son nuestros hijos. En otras palabras, yo pienso que, inicialmente, sí hay mucha culpa por parte nuestra. Y, finalmente, la voluntad y conciencia de cada quien puede cambiar estos errores “de código”. En cuanto a los otros factores externos, si fueran muy severos, quisiera pensar que si uno hizo un buen trabajo con sus hijos, ellos “regresarán al corral” tarde o temprano. Yo misma muchas veces me descarrilé, pero medio-enderecé el rumbo :-). Haciendo referencia a tu analogía, y mezclándolo con lo que acabo de decir, sería como si ese castillo se destruyera por la peor marea, pero se re-construyera a sí mismo por “arte de magia” (en donde esa “magia” serían: Dios y los valores, en su mayoría enseñados en familia).
      En cuanto a lo del “le di todo”, completamente de acuerdo contigo.

  2. Paulina Patiño dijo:

    “Cuando no aclaramos lo que queremos, sucede lo que no queremos” me encanto esta frase que cito el sacerdote no hay nada mas cierto y eso incluye las cosas q han sucedido en nuestras familias a lo largo de muchas generaciones y lo mantenemos como “secreto” no se si me explico pero es que a pesar de esforzarnos por dar a nuestros hijos todo, algo pasa que caemos en eso tan temido y es como si las historias se repitieran no? por eso si quizá existió alguna tía que se embarazo de 15 años y de pronto vemos q nuestra hija lo hizo pensamos que es una maldición, no es así es una información genética que esta en nuestros sistemas familiares (esto lose por que mi mama que se dedica a esto lo ha estudiado por años se llaman constelaciones familiares para quien quiera ver la fuente) en fin el asunto es que de ahí la importancia de hablar abiertamente de este tipo de cosas que todooos las tenemos y hacer algo diferente con nuestras vidas se q suena extraño pero es cierto solo piensen en un caso como el q doy de ejemplo y encontraran miles de historias parecidas.
    SIN EMBARGO por supuesto que debemos dar a nuestros hijos mucho amor y valores pero también permitirles q se equivoquen.basicamente creo que es justo lo contrario de lo q se nos dice y es NO DARLE TODO Y NO HABLO SOLO DE LO MATERIAL,
    Les comparto algo de esto: cuando nació mi hijo a los pocos meses le escribí algo y espero poder depositar en el lo que sentí aquel día q lo vi por primera vez y pido a la Dios y a la vida me permita guiarlo hasta q sea un hombre
    “QUIZÁ PARA MUCHOS ESTO SUENE FUERA DE LO COMUN O DE LO QUE UNA MAMÁ NUNCA QUIIERA PARA SUS HIJOS, PERO YO SI QUIERO QUE TENGAS FRUSTACIONES, QUE ALGUNA VEZ FRACASES, QUE SUFRAS POR CONSEGUIR ALGO , QUE DE VEZ EN CUANDO LAS COSAS NO TE SALGAN COMO ESPERABAS , POR QUE SE Q ESA SERA LA UNICA FORMA EN QUE SIEMPRE SIGAS ADELANTE Y NO TE SIENTAS INTIMIDAADO POR LO QUE LA VIDA TE PONGA ENFRENTE , SI ALGUNA VEZ FRACASAS SABRAS QUE HACER PARA LOGRAR ESE ÉXITO, SI TE FRUSTRAS ANTE ALGO BUSCARAS LA MANERA DE SATISFACER ESA NESCECIDAD , NO TE ASUSTES TODO ESO ES PARTE DE LA VIDA Y NO POR ELLO SERA UNA VIDA DURA, SIMPLEMETE SERA LA VIDA.
    VIVE INTENSAMENTE, APASIONATE CON TODO, AMA LA NATURALEZA, AMA LA VIDA, AMATE A TI MISMO Y SE MUY, MUY FELIZ.”
    GRACIAS

    • Sonia Lopezcastro dijo:

      Amiga Paus: me encantó nena, gracias por compartirme ésto. Dos pensamientos acerca de lo que escribes: primero, visto por afuera, es una gran idea escribirles algo a nuestros hijos. A veces sentimos tanto y les decimos tanto cuando son pequeños, y con el paso del tiempo se olvidan esas cosas, y quizás nunca lo llegan a saber con palabras. ¿Te imaginas que lean esto cuando tengan edad de comprender? Lo valorarían mucho, pienso yo. Por lo menos los haríamos pensar al respecto; segundo, viendo el contenido de lo que le escribiste a tu hijo, me pone a pensar mucho. Mi mente ha viajado mucho imaginando cómo quiero (y cómo no quiero) que sean mis hijos en el futuro. Pero creo que nunca me había puesto a pensar en cuan importantes son los tropiezos y los esfuerzos en la vida. Naturalmente he dejado que mis hijos se frusten un poco con algunas de sus actividades cotidianas a su nivel de niño, por ejemplo, intentar subir un árbol. No los cargo hasta la próxima rama, sino que dejo que luchen por ello, a costa quizás de una caída inofensiva. Pero ahora que lo mencionas, creo que los papás deberíamos tenerlo en cuenta como parte de nuestra labor. Qué común es ver a papás que les solucionan todo en la vida a los hijos, ¿verdad? Y qué poco común es ver que les pidan amar la naturaleza y apasionarse con la vida. Gracias amiga.

      • paulina patño dijo:

        así es amiga creo que también es una cuestión social y cultural el q la gente te diga darle lo mejor, educación, vida, ropa etc etc y también el hecho de pensar en lo q uno como hijo o como ser individual no tuvo,creo que ahí radica el primer error querer compensarnos por medio de nuestros hijos y nos olvidamos de sus propias necesidades y aun mas importante nos olvidamos que ellos son un nuevo ser humano con sus propias inquietudes , y si yo considero muy importante en la vida mas que darle una carrera enseñar a mi hijo q sea feliz y saber salir adelante con fracasos y con momentos felices no se si estoy en lo correcto jaja creo q lo sabre hasta q Adrian sea un hombre y vea lo que eligió en su vida por lo pronto haré todo para forjar ese camino…..
        En cuanto a lo otro que comente sobre las cosas que pasan con los hijos y no entendemos porque si supuesta mente nos esforzamos tanto vale la pena q los q pasan por una situación complicada y que no entienden recurran a esto de las “constelaciones familiares ” creo q seria una herramienta útil para mirar lo que pasa no encuentran una respuesta (aclaro no es una magia no nada de eso es un trabajo de familia )

        • Sonia Lopezcastro dijo:

          Pau: Qué cierto es eso de querer compensar a los hijos con lo que uno no tuvo. O peor aún, que se quiera vivir el sueño de lo que nosotros quisimos ser. Aunque si se reflexiona, se ve claramente que es un error. “Es una cuestión social y cultural el q la gente te diga darle lo mejor” como decías, tiene mucha razón, y esa es como una inercia que se sigue si uno no se detiene por un momento y recapacita sobre qué es dar “lo mejor”. Gracias amiga.

  3. Adriana Gomez Lopez dijo:

    Sony, me encantan tus reflexiones, esta vez vienen a destacar “LOS VALORES”, tan importantes y que desgraciadamente han ido en descenso, que nuestros hijos solo los podrán comprender y entender con el ejemplo, no con palabras y que en esta forma de vida actual es dificil de practicar. Pero en los momentos curciales de nuestras vidas, aprovechar y dar muestras a nuestros hijos de como se debe (no puede) vivir y convivir, el sentido de la humildad que Cristo nos dio y que no es nada facil practicar, que nuestros hijos vean que con esta iniciativa se llega muy lejos y sobre todo que con este principio es muy facil poder comprender los valores y llevarlos a cabo. Saludos.

  4. Sonia Lopezcastro dijo:

    Así es Dianis. Nos queda pensar que, si nuestro ejemplo fue bueno y lo transmitimos bien, algún día nuestros hijos también lo llevarán a cabo, con algunos resbalones, pero al final “sabrán qué hacer para lograrlo”, como decía Paulina.
    Gracias por tu comentario. Ojalá Mariana y David Jr. lo lean, pa’que chequen bien el dato :-).

DI LO QUE PIENSAS, DEJA UN COMENTARIO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s